TOXINA
BOTULÍNICA

Recuperá la frescura
de tu rostro

Información para el paciente

La Toxina Botulínica es uno de los tratamientos más utilizados en todo el mundo para lograr el rejuvenecimiento facial mediante la mejora temporal de las arrugas cutáneas moderadas y graves. De fácil y rápida aplicación y sin efectos secundarios, no sólo elimina líneas de expresión sino también previene la formación de futuras arrugas.

Cómo es el tratamiento

Cada vez que nos expresamos los músculos de la cara se contraen. Estas contracciones diarias hacen, con el paso del tiempo, que aparezcan las famosas líneas de expresión. La Toxina botulínica, aplicada directamente en el músculo, causa una relajación temporal brindando al rostro una apariencia rejuvenecida, agradable y con mayor frescura. La aplicación de la Toxina botulínica es eficaz y segura. No produce alergia ni efectos indeseables si es realizada por profesionales capacitados. Luego de su aplicación, el rostro luce un aspecto más relajado y libre de arrugas, con la naturalidad, frescura y luminosidad características de cada persona.

Resultados Esperados

Atenúa las arrugas del rostro
Apariencia más fresca, rejuvenecida y agradable
Suaviza las líneas de expresión

Áreas de aplicación

Arrugas frontales
Arrugas Glabelares
Patas de gallo
Arrugas nasales
Mentón

Duración del resultado

Los resultados del tratamiento con Toxina Botulínica no son permanentes. Para la mayoría de las personas, los efectos de alisamiento pueden durar hasta cuatro meses. Después de eso, las arrugas y las líneas comenzarán a reaparecer en forma gradual.