LIPOASPIRACIÓN O LIPOSUCCIÓN

Resección de grasa excedente

Información para el paciente

La lipoaspiración es un procedimiento que esculpe el cuerpo removiendo la grasa acumulada en distintas partes de la cara y del cuerpo. Aunque la lipoaspiración no es sustituta, sino más bien socia, de la dieta y el ejercicio, es el único método efectivo contra la adiposidad localizada. Es una técnica utilizada para remover el exceso de grasa depositada en distintas áreas del cuerpo. Es ideal para remover grasa de las caderas, abdomen, cintura, muslos, rodillas así como también en la papada y mejillas.

¿Cómo es la cirugía?

La lipoaspiración se efectúa mediante el uso de cánulas de diferentes calibres según la zona a tratar. Estas cánulas están conectadas a una bomba de vacío que ejerce succión. El cirujano es quien maneja la cánula y da la forma deseada a la silueta del paciente. Las cánulas se insertan a través de pequeñas incisiones de menos de 1 cm de longitud que prácticamente no dejan cicatriz. Al final del procedimiento se aplicará una faja o calza de compresión elástica que el paciente deberá usar durante unas 3 a 6 semanas.

¿Cuánto tarda la intervención?

Dependerá de la cantidad de grasa, la flacidez de la piel y de las características anatómicas de cada paciente. Por lo general el tiempo será de dos a tres horas.

¿Qué puedo esperar luego de la cirugía?

Las molestias luego de la lipoaspiración varían de acuerdo a la extensión del procedimiento. De todas maneras siempre son tolerables. Es importante que usted deambule lo más rápido posible, estar en cama no es bueno para la circulación de sus piernas. La vuelta al trabajo también dependerá de la extensión del procedimiento. En general el postoperatorio dura entre 5 y 10 días. Si bien los resultados comienzan a verse de inmediato, usted debe tener en cuenta que irá mejorando y adelgazando hasta los 4 o 6 meses posteriores, momento en el cual la piel termina de "pegarse" y desinflamarse por completo.