REMOCIÓN
DE TATUAJES

Quitá esos tatuajes
que ya no queres en tu piel

Información para el paciente

Todos sabemos lo molesto que es tener un tatuaje que no queremos o no podemos tener más. Con el diagnóstico profesional evaluamos el tatuaje y decidimos la técnica a utilizar. Contamos con diferentes filtros dependiendo del color del tatuaje.

Cómo es el tratamiento

El tratamiento consiste en la utilización de un láser que atraviesa la piel sin dañarla y luego impacta sobre la tinta produciendo su fragmentación en minúsculas partículas, las cuales son procesadas y absorbidas por el organismo naturalmente.
En lo que respecta a los colores, la mayoría pueden ser completamente removidos. Sin embargo, existen algunos colores que requieren más sesiones que otros, aun así, muchos de ellos se borrarán a tal punto que será difícil de observarlos..
Es poco probable que el tatuaje desaparezca absolutamente en la primera sesión. En la mayoría de los tratamientos se necesitan entre un mínimo de 3 hasta 15 sesiones dependiendo de cada caso en particular, por ello es indispensable acudir a la consulta médica para su correcta evaluación.

Resultados Esperados

Impacta exclusivamente el tejido oscuro sin afectar el tejido cutáneo
El aclaramiento del pigmento se produce entre las cuatro y ocho semanas posteriores.
Produce fragmentación de la mancha hasta su reducción en micropartículas.
Las posibilidades de que queden cicatrices son casi inexistentes

Áreas de aplicación

Rostro completo
Cuello
Torso
Piernas
Gluteos

Preparación previa

Afeitar la zona a tratar si es vellosa y no ingerir aspirinas, ibuprofeno, diclofenac (salvo que ya se encuentren prescriptas para tratamientos preexistentes).

Indicaciones Post tratamiento

Las primeras 24 horas te vas a colocar una pomada antibacteriana y luego cubrir con una gasa. Podés ducharte, ir a trabajar, pero tenés que limitar la actividad física, nadar y la exposición solar. Luego de las 24 horas se sigue con las curaciones (pomada antibacteriana y gasa) y se pueden retomar todas las actividades excepto nadar y tomar sol hasta que el área de remoción se encuentre curada. No intentes romper las ampollas o quitar las cascaritas que puedan formarse. Intentar hacerlo puede dar posibilidad a la aparición de una infección.