PLASMA RICO
EN PLAQUETAS (PRP)

Usando tus propias plaquetas
para mejorar la piel

Información para el paciente

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) funciona utilizando tus propias plaquetas naturales para instruir al cuerpo a crear nuevo colágeno, el cual suaviza, tensa y tonifica la piel. Utilizadas de diversas maneras, las soluciones de plaquetas son introducidas por medio de un sistema de microagujas automatizado, o por adición tópica (crema exclusiva CEDER Plasma Resurfacing).

Cómo es el tratamiento

Se extrae una muy pequeña cantidad de sangre (menos de la que normalmente se utiliza para realizar un examen de laboratorio), y se coloca en un vial dentro de una centrifugadora especial para PRP que hace girar la sangre a tan alta velocidad que separa los glóbulos rojos y el plasma. Este centrifugado concentra las plaquetas en una alta proporción, y este plasma es el que se denomina “rico en plaquetas” o “líquido de oro”. Este líquido es el que se utiliza para el procedimiento de resurfacing.

“El Plasma Rico en Plaquetas es la base de numerosos tratamientos médicos, y mejora los resultados de tratamientos posteriores que se vaya a realizar el paciente.” Dr. Armando Escobar

Resultados Esperados

Mejora la textura y color de la piel
Suaviza las líneas finas de expresión
Disminuye el tamaño de los poros
Mejora las manchas de la piel
Al promover la producción de colágeno mejora la firmeza de la piel

Áreas de aplicación

Rostro completo
Cuello
Patas de gallo
Pequeñas arrugas debajo de los ojos
Escote

La clave del éxito

El líquido se activa al momento de la colocación. Este plasma rico obliga al cuerpo a reaccionar, activando los fibroblastos que generan el colágeno para crear una nueva red de elastina, con células nuevas y fuertes, que liberan factores de crecimiento. Este proceso es el que redunda en una piel mejorada.

Indicaciones Previas al tratamiento

Realizar una limpieza facial en el hogar el mismo día de la aplicación.
No aplicarse cremas o lociones luego de la limpieza